Google
 
Web En este blog

martes, septiembre 30, 2008

Bruselas

El 17 de febrero llegamos a Bruselas, ciudad famosa por varias cuestiones, casi ninguna buena. Tiene fama de ser una ciudad fea, de contrastes de mal gusto (como el enorme Palacio de Justicia, una mole amorfa que gozaba de la admiración de Hitler). También es la sede de varias instituciones de la Unión Europea, lo cual le ha devuelto algo de vida, sobre todo por la legión de traductores que la habitan, y que se quejan amargamente de la desigualdad que hay: los diplomáticos tienen su propia ciudad, carísima, y se fugan durante los fines de semana a cualquier otro lado, mientras que los traductores tienen que conformarse con bares donde nunca pasa nada. Dentro de lo positivo, los vuelos a Bruselas son muy baratos todo el año (alrededor de 30 euros). También me parece interesante que en esta ciudad la gente hable casi todos los idiomas del mundo (ya que los países suelen tener representación diplomática aquí). Y, finalmente, los traductores llevan muy buena vida, ya que aunque tengan que pasar gran parte del tiempo en esta ciudad que muchos odian, ganan lo suficiente como para viajar por Europa durante el resto (a muchos les alcanza con trabajar una semana por mes).

El nombre Bruselas, al parecer, significaría "Ermita del Pantano". No es un nombre muy halagüeño, pero hoy día la ciudad parece estar rodeada de canales que convirtieron su entorno en una llanura.

No tengo muchas fotos. Esta es la plaza central de la ciudad:



El Ayuntamiento, con fama de estar torcido:





Una foto de una galería techada. En las ciudades que he visitado este tipo de galerías son una rareza. De ahí la foto, aunque su aire a 1900 también me gusta mucho. Lástima que no tuviera calefacción.


Ya se hacía de noche, y sólo había dos opciones: ir al Museo de Tintín (yo me leí toda la colección hace ya décadas), o ver el Atomium, una mole construida para la Feria Mundial de 1958. El consenso fue ir a este último. Nos subimos a un metro bastante particular, no sólo por la gente, sino porque no encontramos la manera de pagar, así que subimos gratis. Según me he enterado después, es muy conveniente que no te atrapen, ya que el rumor es que te humillan públicamente paseándote por media ciudad esposado.

Otra rareza es que en Bruselas no hay un metro igual a otro, ni siquiera en dimensiones (algunos sólo tienen dos vagones). Además, las estaciones de metro y tren eran increíblemente feas: paredes de hormigón sin terminar, tablas de madera por todas partes, ningún tipo de señal, y todo iluminado con neones de verdulería. ¿Habrán filmado 1984 aquí?

Después de una media hora llegamos al Atomium. Este monumento tiene 103 metros de altura, con 9 bolas de acero de 18 metros, y representa un átomo de hierro magnificado 165.000 millones de veces. La idea era desmontarlo 6 meses después, pero quedó como atracción turística. Lamentablemente, llegamos 1 minuto tarde y no pudimos subir (cerraba a las 18, y llegamos 17:45, justo un minuto después de que al guardia se le ocurrió no dejar entrar a nadie más).




Por la noche fuimos caminando hasta el Palacio de Justicia, ese edificio famoso por su fealdad. Algunas cosas me gustaron, aunque sólo fuera por sus enormes dimensiones.


Las estatuas tienen el doble de altura de una persona, para dar una idea de las dimensiones de este espacio.


Por la noche intenté encontrar algún sitio para cenar, pero a las 20:30 incluso el McDonald's había cerrado. Así que tuve que contentarme con unas galletitas y unos chocolates. Estaban dando la final de billar, pero a las 11 apagaron todo así que me tuve que ir a dormir.

Al día siguiente salimos hacia Dinant, la última etapa de este breve recorrido.

2 comentarios:

Anónimo dijo...

me encanta tu blog!!!!!!!! lo leo con frecuencia y me parece muy interesante... yo estoy pensando en empezar mi mudanza para allá, pero será diferente porque soy mexicana y no tengo la nacionalidad, pero estudiaré.. saludos

Claudinne dijo...

me encanta tu blog!!!!!!!! lo leo con frecuencia y me parece muy interesante... yo estoy pensando en empezar mi mudanza para allá, pero será diferente porque soy mexicana y no tengo la nacionalidad, pero estudiaré.. saludos