Google
 
Web En este blog

martes, mayo 15, 2012

Nieve en Barcelona

Como esta semana están haciendo hasta 30 grados en Barcelona, me acordé de unas fotos que tenía para subir de aquella vez que nevó en Barcelona. Es muy raro que la nieve caiga en la ciudad, porque está al nivel del mar, pero ese día se dieron las condiciones y ya por la mañana, en el trabajo, comenzaron a caer los primeros copos. Así que un amigo y yo nos vinimos a comer a casa, y a eso de las cuatro de la tarde nos encontramos con la Plaza del Sol así.



El viento arremolinaba los copos en la plaza, que delante de mi ventana de hecho imprevisiblemente ascendían.




Nos abrigamos y salimos a dar una vuelta. La idea era visitar el Parc Güell, a una media hora de caminata.



Una callecita de Gràcia.



La Ronda del Mig estaba helada. Entre los coches y la anarquía parecía estar al borde de un choque en cadena. Había algunos que no se daban cuenta de que no todos los días se puede ir a 60 km/h.




Debido a la falta de previsión el ayuntamiento no había echado sal en las calles, y la nieve y la pendiente eran un auténtico desafío para muchos conductores que, sin cadenas, no parecían saber usar las marchas. Vimos que un coche, a la salida de un semáforo, se iba para atrás, derrapando sobre el hielo. Algunas calles estaban bloqueadas con coches abandonados. Incluso vimos este autobús barrial dejado justo al principio de una subida, con el cartel delantero encendido (no sé cómo pensarían arrancarlo al día siguiente).



La calle que sube al Parc Güell es terriblemente empinada,  así que había que afianzar cada paso para no resbalar (la bajada sería aún peor, incluso rescatamos a una señora que bajaba sin control, haciendo equilibrio con unas bolsas).



Cuanto más alto, más nieve.




La soledad en estas calles era palpable.





Hicimos un pequeño muñeco de nieve sobre el techo de un coche. Ramas había por todas partes: los árboles de Barcelona no conocían el peso de la nieve.



Entramos al parque. Los rumores decían que estaban a punto de cerrarlo, o que incluso ya no se podía entrar, porque se estaban cayendo árboles enteros y era peligroso. Pero entramos con decisión y no parecía haber policía todavía.



El famoso dragón de Gaudí, cubierto por la nieve.



Allí sí que se había acumulado toda una nevada.



Esta es la plaza superior, que según leí en una guía fue diseñada por Gaudí a partir de la huella dejada por el trasero de un obrero sobre una masa de arcilla. En el medio se había formado una especie de lago helado.



Imposible llegar a ver el mar. De hecho, no se podía ver a más de 500 metros.



Quitamos un poco de nieve para medir su altura, debía tener unos 10 centímetros.



Mi amigo se decantó por el arte efímero.



Se escuchaban crujidos y la caída de ramas por todas partes. El tema ya empezaba a asustar, sobre todo porque ya no quedaba casi nadie en el parque, y entre los pocos que cruzábamos se respiraba un poco de nerviosismo. Los árboles parecían vencidos por el peso de la nieve: sacudimos algunos para liberarlos, pero pronto desistimos porque en cuanto los tocabas se partía alguna rama.



Una de las pasarelas:



Uno de los balcones. Qué decepción ver, al ir de nuevo este año, que habían puesto unas barreras de metal espantosas para que nadie se acercara a ellos.



Un árbol completamente caído sobre el camino por el que íbamos. Ya mirábamos con desconfianza las copas de los que teníamos encima.



Ya estaba por caer la noche, así que salimos del parque y emprendimos el regreso. La gente improvisaba trineos con bolsas de plástico, o incluso se deslizaba a toda velocidad sobre el hielo, aprovechando la pendiente, tratando de llegar hasta el final de la calle (pero los que no caían acababan abrazados a algún coche).



Y con un largo descenso, y un crèpe caliente de dulce de leche, se acabó para mí el día en que nevó en Barcelona. Otros amigos no tuvieron tanta suerte, y tuvieron que pasar toda la tarde encerrados en su coche, sin poder regresar a Barcelona. A uno incluso lo chocó por detrás dos veces el mismo coche, ya que no todo el mundo sabe frenar con hielo en bajada.

En la realización de estas fotos no se dañó ningún árbol, coche o muñeco de nieve. Y el Parc Güell ya está perfecto otra vez. ¡A ver cuándo nieva otra vez!


14 comentarios:

astur dijo...

Me alegra mucho que vuelvas a poner algo en el blog.Es una pena que no sea mas amenudo.Sobre todo tenia verdadero interes por leer nuevas impresiones de viajes por otras regiones de España.
.Algunos nos encantaria que te animaras a hacerlo.

Saludos muy cordiales.

Fernando dijo...

Hola Astur,

Gracias por tu comentario, te alegrará saber que después de esto se viene un post sobre Madrid, intentaré crear un poco de polémica :)

Saludos!

Mónica dijo...

hola, esty por irme a estudiar y necesito que alguen me diga si sobreviviremos dos personas con 1240 euros mensuales.. cuánto se gasta en comida,en el supermercado, en transporte, etc.. gracias, ojalá me puedas escribir a monialportador@hotmail.com

Anónimo dijo...

Volvisteee!! ecomo siempre un agrado leete :D, saludos desde un frio invierno desde Chile...
Paulina G.

Emmanuel Frezzotti dijo...

Hola Fernando!

Me leí todo tu blog. Me gustaría comunicarme con vos ya que en septiembre estaré llegando a Barcelona. Mi mail es memofrezzotti@gmail.com

Abrazo!!

Martha dijo...

Hola Fernando,
Me encanta tu blog! Acabo de encontrarlo por casualidad y he quedado fascinada. He leido todos los escritos en esta direccion y en la que utilizabas anteriormente.
Tus escritos son interesantes e informativos!
Ojala y te animes a continuar escribiendo.
Saludos,
Martha

teatrera dijo...

me encanta este blog. Vivo en bcn y explicas cosas que ha la gente extranjera les pueda maravillar de la ciudad. sencillamente Me encanta

Francisco Dentista dijo...

Unas buenas imágenes, todavía recuerdo el caos que generó, bonito recuerdo de todas formas.
Un saludo.

astur dijo...

Amigo Fernando hace casi un año que no escribes y muchos te echamos de menos.Me decias que ibas a escribir mas sobre tus viajes a otros lugares como Madrid.Ya sabes el refran "Lo prometido es deuda".Estamos espectantes de que reanudes el Blog.
Recibe un abrazo muy cordial.

Fernando dijo...

Hola Astur,

Sí, la verdad es que he quedado tan retrasado con el tema del blog que la cantidad de fotos y lugares pendientes me supera: Madrid, Croacia, Hawaii, la costa gaditana, la costa azul, Berlín, Praga, Budapest... Intentaré subir alguna nota más, y como siempre, te agradezco tu interés. Por cierto, me gustaría conocer tu opinión sobre el actual gobierno :)

Un abrazo!

Fernando

Lucía dijo...

Hola Fernando, viví en Barcelona del 2006 al 2013 y volví a México que está del carajo. Mi pareja es de Córdoba, Argentina y como una posibilidad estamos pensando ir a Barcelona, por el trabajo no me preocupo tanto, soy pediatra y siguen faltando en los CAPs pero igual quiero preguntarte cómo ves a Barcelona este último año, va saliendo de la crisis? Ha mejorado la situación económica en general?
Tus comentarios son fabulosos y sigo añorando Cataluña.
Saludos cordiales y bon día!

Fernando dijo...

Hola Lucía,

La verdad es que en mi sector, el de la informática, no he notado demasiado la crisis, pero sí que otras profesiones la han sufrido mucho. Hoy mismo han publicado que en los últimos tres meses se han contratado, de manera temporal por el verano, unas 450.000 personas, y en cuanto a empleo Cataluña está en la mitad de la tabla, por lo que en mi opinión estamos algo mejor que en el 2008 pero mucho peor que el 2006, cuando en todos lados estaban desesperados por encontrar gente. Seguro que si tenés los papeles en los CAPs vas a entrar, creo que en lo que es medicina hay trabajo, pero sobre tu pareja no me atrevo a asegurar nada sin saber a qué se dedica, qué sabe hacer, etc. Si lo suyo es la construcción lo tiene muy complicado, por ejemplo...

Saludos!!!

Mauricio Ramírez dijo...

Hola Fernando, llegué a tu blog por casualidad buscando información sobre Barcelona pues tengo intención de mudarme, también soy sudamericano, de Chile, y lo he leido todo, hasta que caí en este post que al parecer es el último, pues si aún esta activo, déjame preguntarte, ¿sigues en BCN?, ¿que tal va la cosa en la ciudad? un abrazo y suerte!

Fernando dijo...

Hola Mauricio,

Me mudé hace un año a una ciudad que está a unos 10 kms. de Barcelona, del otro lado de la sierra, buscando un poco más de verde y de tranquilidad. Pero sigo yendo a Barcelona al menos una vez a la semana, y parece estar igual que siempre :) Ahora estamos esperando que termine de llegar el verano, las vacaciones y demás.

Saludos!