Google
 
Web En este blog

lunes, septiembre 17, 2007

Figueres

El 30 de junio viajé en tren con mi madre a Figueres (Figueras, en castellano), que está a 136 kms. al norte de Barcelona, en la provincia de Girona. Es una de las ciudades más importantes de la provincia, tiene 35.000 habitantes, y es conocida, entre otras cosas, por ser la ciudad donde Salvador Dalí nació y murió. Al comienzo de las ramblas se encuentra este homenaje:


Y esta es la Rambla de Figueres:


La ciudad está llena de monumentos surrealistas. Este es uno:


Ese cuaderno está situado frente a este edificio, que yo diría que es modernista:


En Figueres se encuentra también el Museo del Juguete, que tiene una colección que va desde los romanos (con restos encontrados en Tarragona) hasta la actualidad.


Este es el Kit para el Niño Sádico. Me gusta el detalle del serrucho:


El Teatro-Museo Dalí fue, según Wikipedia, construido como un teatro en el siglo XIX. En 1966 Dalí comenzó su restauración para alojar su propia obra. Adosada a la izquierda está la Torre Galatea, que es un edificio neoclásico en donde vivió sus últimos años. De hecho, Dalí está enterrado bajo la cúpula del museo.


Por aquí se entra al Museo de Joyas, aunque quedará para otro viaje:


Así se ve el costado del Museo cuando uno va a comprar la entrada y le dicen que no la venden ahí:



Siguiendo con nuestros intentos fallidos, entramos al museo por un lateral. Ese lateral resultaba ser la salida, pero pese a todo pudimos pasar con mi mochila sin problemas. Si no nos hubiéramos detenido a preguntar, podríamos haber pasado gratis y con un lugar para llevarnos cosas. Espero que las joyas y los cuadros estén bien asegurados.

Rodeando el museo, esta es la entrada opuesta. Delante hay una extraña escultura dedicada a los pensadores catalanes.


Al pie de la escultura se lee: "El pensamiento catalán resurge siempre y sobrevive a sus ilusos enterradores".



Hay unos cuantos "pensadores Goodyear" alrededor del museo:


La torre de la izquierda es un Monumento a la Televisión. Arriba del todo se ve una cabeza con dos antenas:



Esto es lo que yo interpreto como un Jesucristo televisivo:


Este vendría a ser un pensador menor:


No me hago mucha idea de qué son estas formas extrañas, aunque están por todos lados:


Aquí hay una escultura surrealista. Para aumentar la irrealidad, un borracho se acercó a medio metro mío y comenzó a mear la pared que estaba a mis espaldas.






Dentro del museo hay un patio central, con un coche que tiene encima una Venus y parece arrastrar un bote con paraguas (a veces abierto y a veces no).




El coche acepta monedas. Las ventanas están un poco bajas, y cuando alguien pone dinero, se puede ver cómo llueve dentro del auto:


Alrededor del patio central hay muchas esculturas. Arriba del todo hay, en relieve, una fila de lavamanos.



Dentro del museo saqué muchas fotos. Sólo subiré las que me gustaron más. Este cuadro tiene varios pisos de altura:


Otro cuadro. Más allá de las posibles alarmas que puedan tener, la gran mayoria no están protegidos de ninguna manera contra alguien que quiera dañarlos:


Este cuadro tiene un efecto óptico interesante. Visto de cerca, se ve a una mujer desnuda y poco más. Desde la distancia, o en la pantalla de la cámara, se ve un rostro pixelado:


Esta es la cúpula del museo:

Una momia de ojos azules:


Un Jesucristo de cera:

Esto lo dejo a la interpretación de cada uno:


Una pintura sobre Nerón:


Un autorretrato:


En la pared de una habitación hay unos agujeros por los cuales se puede espiar lo que hay al otro lado. Lo que el voyeur ve es el jardín secreto de Dalí, una cama matrimonial rodeada de vegetación:


Una de las habitaciones consiste en un montaje similar a un cuadro de Dalí. El sofá son dos labios, los cuadros son los ojos, la chimenea es una nariz, y, fuera de esta foto, dos cortinas forman el pelo rubio.


En el techo de esa habitación hay un baño. Tuvieron que quitar el inodoro (váter) porque goteaba:


Ya casi era la hora de cierre del museo, así que las últimas salas las recorrimos a toda velocidad. Una de ellas tiene esta enorme parodia como cielorraso:


Fuera del museo se encuentra esta iglesia, que creo que es la de Sant Pere:



Figueres está muy cerca de la frontera con Francia, y por eso tiene el castillo más grande de Europa, que se llama como quien escribe. Fue construido en 1743, durante el reinado de Fernando IV, y su perímetro es de 5,6 kms. Ese día lamentablemente estaba cerrado.



Desde allí arriba se puede conseguir una buena panorámica de Figueres:


Algunas casas tienen un frente muy lindo, como esta:

Aquí nació Dalí. Fue bastante difícil encontrar la casa.


Sólo nos quedaba visitar el Museo del Empordà, que ya estaba cerrando, así que nos acercamos a la estación de trenes y esperamos, tomando unas claras (mitad cerveza, mitad limonada), a que fuera la hora de regresar a Barcelona.

4 comentarios:

Anónimo dijo...

Hola Fer!!!

Muy buenas tus fotos y los comentarios. Me parecieron super interesantes!!!

Realemente deberías pasarme la dirección del museo del juguete. No sé por qué sentí cierto aire familiar cuando ví el bebé descuartizado.
Tal vez mis niñitos del jardín podrían donar sus juguetes allí ,
Preguntales se aceptan donaciones de sala maternal desde Argentina, jaja.

Besos , Stella

Anónimo dijo...

Hola Fernando!!!!

Lo que esta en la fachada y por todas partes no es otra cosa que panecillos.
Locuras de Dali.

si quieres ver mis fotos

www.fotolog.com/soonks

Un abrazo Luis

P:D Siento lo de tu Padre

Anónimo dijo...

Hola Fernando:
Hace tiempo que leo tu blog y es muy útil.
Soy de Mar del Plata y acabo de llegar a España. Estoy en Granada en casa de mi prima, pero mi objetivo es irme a Barcelona.
Quería preguntarte que barrios me recomendas para buscar piso o habitación. Me ubico perfectamente en el mapa porq ya he estado en Barcelona en otras oportunidades, pero como turista. Ahora lo que quiero es asentarme allí un tiempo, trabajar, crecer profesionalemente y porq no, pasear y conocer.
Gracias
Un saludo
Claudia

mery dijo...
Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.