Google
 
Web En este blog

sábado, julio 29, 2006

La comida en Barcelona

Estoy en un locutorio/cyber acompañando a una amiga y como estoy un poco aburrido (me la paso todo el día con Internet) decidí escribir algo en el blog, a ver qué sale. Como desde el domingo no he viajado a ninguna parte, no sé muy bien qué tema elegir.

Un amigo recientemente me ha preguntado por la comida, así que empezaré con eso. Aquí hay comida de cualquier lugar del mundo (incluyendo comida argentina), aunque las opciones extranjeras más habituales son la comida musulmana, la griega, la yanqui y la mexicana. La musulmana y griega suele ser trabajada por mallorquíes y paquistaníes (soy incapaz de distinguir la diferencia entre ellos), por lo cual ambas son muy picantes y parecen bastante similares. La mexicana también es muy picante, pero suele ser hecha por mexicanos o españoles. Con comida yanqui me refiero a McDonald´s, Burger King, KFC (sólo pollo frito, y es muy rico) y Donking Donuts (la chocolatada helada es impresionante, y eso que no me gusta demasiado el chocolate). Generalmente, la comida extranjera es más barata que la comida española. También es más barata la comida española cuando el lugar no pertenece a un español.

Dentro de la comida española, en la calle lo más común son los bocatas, o bocadillos. Es sólo otra palabra para sandwiches, que vienen en dos panes: el común (similar a la baguette argentina), y pan de chapata (rectangular, un poco más seco pero también más rico). A los bocadillos es frecuente ponerles salsa de tomate (al pan) y una salsa local con aceite batido, ají, y vaya uno a saber qué otra cosa, reemplazando a la mayonesa. El "vegetal" consiste en jamón dulce (jamón cocido), queso (a veces pueden usar roquefort, no hay un queso estándar), lechuga (normalmente cortada en tiras) y tomate.

Las tapas (platos que juntos conforman una picada) son ricas, pero son muy caras. Cada plato cuesta entre 2,50 y 3,50 euros, y no son precisamente abundantes. Recomiendo probar las cosas locales, normalmente tienden a ser picantes pero también suelen ser ricas. Dicho sea de paso, aquí en todos lados (hasta en McDonald´s) tienen además de las patatas fritas las patatas "bravas", que son patatas cortadas en rodajas, fritas también, y acompañadas con una o dos salsas picantes.

Muchas cosas no son iguales aquí. Las hamburguesas de McDonald´s están ahogadas en mayonesa (creo que no usan la combinación mayonesa con ketchup y mostaza aquí). La Fanta naranja es completamente diferente (la Kas de naranja es más parecida). Cuando pides cortado o café con leche te pueden preguntar si prefieres que la leche sea natural o hervida (en verano casi todos prefieren natural). Si dices en inglés donuts nadie te entiende (aunque puedes decir "donus" la palabra más común es "roscas"). En el ámbito de las facturas normalmente sólo tienen "cruasanes" (medialunas muy grandes) y las mencionadas roscas (las dos cosas son muy ricas, por cierto). Es común acompañar cualquier comida con patatas fritas, aunque sean de bolsa. El jugo de naranja exprimida es completamente natural (o sea, demasiado amargo para mi gusto), aunque por suerte hay algunos jugos de naranja a base de concentrado que son menos amargos (aunque creo que prefiero comprar los jugos combinados de naranja con otra cosa, los primeros son amargos aunque les agregues azúcar).

Las pizzas de aquí son lamentables. En muchas cosas los españoles proceden por acumulación, y te pueden mezclar en un mismo plato lo dulce, lo salado, lo ácido, etc. En el caso de las pizzas esto es particularmente notable, y las más habituales tienen jamón, atún y/o chorizo. Yo prefiero la pizza Margherita (gracias amiga por el dato!), que tiene ingredientes similares a la pizza argentina pero un sabor completamente distinto. La masa tiene aceite de oliva, otra consistencia, el queso es diferente, no utilizan albahaca... La pizza de supermercado es además muy pequeña, entra perfectamente en el tamaño de un plato.

En el supermercado extraño siempre las mismas cosas: las prepizzas y las tapas de tarta. De hecho, tampoco hay dulce de leche o tapas de empanadas, pero esas cosas no las extraño. Comprar yerba mate es bastante sencillo, los supermercados grandes suelen ponerla con los productos dietéticos y otros exotismos. Me han dicho de todas maneras que en Mercadona pueden conseguirse unas prepizzas decentes. Podría hacer la masa yo mismo, pero como me lleva mucho tiempo...

El agua mineral está deliberadamente desprovista de minerales, por lo cual no tiene ningún sabor, y no me parece muy rica, creo que el agua de la canilla (grifo) cuando está fría me gusta más.

La cerveza es mucho mejor que la cerveza argentina, al menos que la Quilmes y parientes, pero claro que eso no es algo demasiado difícil de lograr...

Bueno, se me acaba la hora de Internet, así que voy a publicar esto sin revisarlo antes de que me quede sin nada...

5 comentarios:

Anónimo dijo...

La verdad, escribes sobre lo que creo no conoces desde los 2 lados. Supongo te has documentado en los periódicos gratuitos catalanes, y te crees a pies juntillas lo que en ellos pone. Los que hemos llegado hace poco a Cataluña vemos claramente como se tergiversa la información.
Resumo mi forma de pensar al respecto, diciendo que no quiero crear un tercer mundo en España, y que si en el resto de España no hay tanto trabajo como en Cataluña, no es porque en Cataluña crezcan las empresas como los champiñones, sino porque el gobierno español ha decidido que se pongan ahí, por la cercanía geográfica con Europa.
Nada más, quizás yo no esté demasiado bien informada, pero seguro, que te interesará informarte un poco más y ahondar en lo que significa todo lo que escribes.
Un saludo.

Fernando del Valle dijo...

Bueno, intentaré una respuesta. Supongo que lo que has escrito está relacionado con alguna otra nota, no sobre mi experiencia con la comida aquí, así que intentaré recordar todas las chorradas que he escrito en estos meses para responderte.

Estoy de acuerdo en que la información se tergiversa. Pero mis fuentes no son los periódicos catalanes: son lo que opina la gente de aquí y la que he conocido de otras partes, sean del PP o de otros partidos, los noticiarios de cadena nacional, y en último lugar ADN, no por una preferencia personal sino porque es fácil de conseguir donde yo trabajo. El ADN es una edición para Cataluña hecha desde Madrid, y yo no diría que es precisamente un periódico de izquierdas y catalán. Por otra parte, veo una falacia en atacar una opinión basándose en las supuestas fuentes de quien opina.

Por otra parte, sigo a Todorov en eso de que cuando no se percibe la ideología en un texto, no es porque no la tenga, sino porque es la misma que tenemos nosotros. Para un catalán de izquierdas puede ser indignante lo que hace El Mundo, y para un seguidor del PP puede serlo un noticiario catalán. No me gusta el "vemos claramente", pareciera que te hace poseedora de la Verdad, creo que es mejor estar dispuesto a criticar también lo que uno "sabe".

Creo que nunca he dicho que en otras partes de España haya menos trabajo que en Cataluña, y si lo he dicho, pido disculpas. Sólo sé que aquí hay mucho trabajo, más que en Argentina y tal vez menos que en Madrid. No sé más. Si hablé de la cantidad de trabajo que hay aquí fue para compararlo con mi país natal, no con el resto de España. Me parece que asumiste que yo era un español no catalán, y por eso algo de lo que escribí te molestó.

De todas maneras, no me queda claro eso de que el gobierno español haya favorecido Cataluña. Barcelona, según Wikipedia, fue la ciudad económicamente más importante incluso durante el régimen franquista, y en la última década le ha cedido el puesto a Madrid. Cataluña tiene, como dices, ventajas geográficas, y el gobierno puede influir dándole ventajas a un lugar por sobre otros. Pero la decisión final le corresponde a los empresarios. Barcelona tiene ventajas en infraestructura y ubicación, pero también los costos son (según me han dicho) mucho más altos que en otros lugares. Creo que la explicación de por qué Cataluña es fuerte es más compleja que asumir un favoritismo por parte de los gobiernos de los últimos siglos.

Con lo de crear un tercer mundo en España me has desconcertado. Esto iba sobre aquellos argentinos (no todos) que se resisten a adaptarse y quieren crear una Argentina aquí, como si mi país de origen funcionara tan bien... No opino eso de los españoles no catalanes. Si eres argentina, tal vez se aplique y tal vez no.

Finalmente, por supuesto que me interesa informarme más. Un español conoce más cosas de su país que yo, que aunque intento leer todo lo posible no he ni siquiera visto Verano Azul. Y estoy seguro de que hay afirmaciones erróneas, hay varias cosas que cambiaría de lo dicho. No las cambiaré porque es lo único que tengo escrito de cómo veía las cosas apenas llegué.

Volviendo a tu comentario, la lucha entre Cataluña y el resto de España me resulta prácticamente ajena. El contraste entre Cataluña y Argentina sí es más personal. De todas maneras, si me dan a elegir entre el PSOE y el PP elijo al primero, ya he tenido suficiente derecha en Argentina. Y el problema de una Cataluña independiente o una Cataluña española me queda tan grande que no me atrevería a ir a votar por este asunto.

Un saludo...

Asturiano dijo...

Fernando he leido tu contestacion a este post y no me he podido resistir a comunicarte que la derecha e izquierda de Argentina no tiene nada que ver con la del mismo nombre de España.Conozco Argentina y tuve muchos años alli a muchos familiares.Por otra parte,en cataluña se demoniza a la derecha española.Alli la derecha catalana es CIU y luego esta el trpartito que es una mezcla sin precedentes de izdas extrema izda y extrema derecha.Tienen en comun que son nacionalistas y que tienen unos sueldos que nunca pudieron soñar con su falta de preparacion en la vida civil.Y asi le va a Cataluña quiza la peor epoca de su historia.Claro que viniendo de Argentina incluso te parecera que va bien la cosa.
Resumiendo desde ahi ni sabras como es la derecha ni la izda española conoceras solo la catalana y la demonizacion de la española.

barceloní tip de rancis dijo...

Ya te vale, Fernando. Ni en el tripartito hay ideas de "extrema derecha" (cuales? pedir un nuevo estatuto de autonomia? el primer presidente andaluz de Catalunya?) ni CiU es tampoco el PP, sino lo que en otros paises se llamaria "liberal" (empezo como partido socialdemocrata y pacto con el PSOE muchisimas veces, aunque sobre todo en la parte de Unio derechistas muy claros -- pero no hay que descartar que, por ejemplo, el gobierno de Pujol se esforzo mucho en dar servicios publicos, cosa que un partido de derechas nunca haria.)

Fernando dijo...

Barceloní Tip de Rancis: yo no he dicho que en el tripartito haya ideas de extrema derecha, este ha sido "Asturiano". cuyo post acabo de ver, por otra parte.

Asturiano:
Coincido en que el significado de derecha, centro e izquierda de Argentina y de España o Cataluña no coincidan (en Argentina, el centro es la derecha católica, la izquierda habla de marxismo aún hoy, y de la derecha ni me atrevo a pensar qué piensan). También estoy de acuerdo que la derecha catalana no coincida con la española (CIU es de derechas aquí pero a nivel español no tanto, por su política independentista).

Estoy también de acuerdo de que el tripartito es una mezcla muy heterogénea, pero no hablaría de ideas de extrema derecha en este caso. Ni tampoco de que no se merezcan el puesto, esto es una falacia, no un argumento sólido en contra de su política.

Finalmente, creo que parte de la derecha española sí es demoníaca, para usar un término religioso. Recuerdo a Rajoy apoyando la masacre de Israel en Libia (para luego desmentirse a los dos días), a Aznar apoyando la invasión de Irak y escondiéndose del Prestige, a Losantos diciendo todos los días una mentira nueva y evidente sobre la vida en Barcelona, a Acebes haciendo uso político de una fracción de las víctimas de ETA. Esto no me gusta. Hay cosas que tampoco me gustan de Zapatero (canon digital, AVE en Barcelona), pero no llegan a revestir la gravedad de lo que ha hecho el PP durante estos años (aunque ahora pretendan lavar su imagen para convencer al votante de centro).

También, como he hablado en el blog de Argentina, creo que el federalismo le hace bien a un país. No quiero que Madrid se convierta en un Buenos Aires, esto ya se ha visto que no funciona en ningún país latinoamericano.

Aún así, aquí la cosa es magnífica. Tal vez haya sido mejor antes (no lo sé), pero esto tendría que deteriorarse muchísimo más para llegar al nivel argentino.

Un abrazo, y viva el debate :)

Fernando